Sebastián Piñera, favorito para volver a la presidencia de Chile

Sin embargo en las proyecciones ninguno sacaría el 50% y entre estos dos se llevaría a cabo una segunda vuelta el 17 de diciembre en la que el más probable vencedor apunta a Piñera, marcando así el regreso de la derecha al país. Mucho dependerán las cosas de las ganas de ir a votar con la que se levanten los chilenos mañana: "si la participación se incrementa, las cosas podrían cambiar", indicó.

Sánchez adelantó que las elecciones de este domingo serán "históricas" porque se ponen en práctica desde una "ley de cupos" hasta el sistema D'Hont para determinar la proporcionalidad en el ingreso de legisladores al Parlamento, "pero también porque la cámara baja incrementará la cantidad de diputados de 120 a 155, y el Senado, de 38 a 50 bancas".

Si bien, en la Cámara Alta en esta ocasión sólo se renuevan 25 escaños.

El financiamiento de las campañas electorales, tema polémico en anteriores ediciones, también sufrió modificaciones: además de ver recortado su límite de gastos, ya no podrán contar con recursos procedentes de empresas. Ahora debe figurar al menos un 40 por ciento de mujeres.

Además, a partir de las 20:00 hora local del sábado (00:00 GMT del domingo) queda prohibida la venta de alcohol.

Esta será la séptima elección presidencial desde la recuperación de la democracia en Chile, en 1990, y han sido cinco los presidentes electos desde entonces, Patricio Aylwin (1990-1994), Eduardo Frei (1994-2000), Ricardo Lagos (2000-2006), Michelle Bachelet (2006-2010 y 2014-2018) y Sebastián Piñera (2010-2014).

Según el último sondeo del Centro de Estudio Público de Chile, Piñera, candidato de la coalición de derechas Chile Vamos, lidera la intención de voto con un 34.5%, seguido de lejos por Alejandro Guillier, del oficialista Fuerza Mayoría, con 15.4%.

En el otro costado, con una posición más extrema que la de Sebastián Piñera, aparece José Antonio Kast, un diputado de ultraderecha que enarbola la bandera de los sectores conservadores que aún defienden el legado del dictador Augusto Pinochet.

  • Leon Brazil