Científicos descubren el agujero negro más grande y lejano del universo

La comunidad científica cree que agujeros negros supermasivos con masas de millones a miles de millones de veces superiores a la del Sol se encuentran escondidos en el centro de la mayoría de las galaxias, si no de todas.

Investigaciones previas sugirieron que estos gigantes liberan cantidades extraordinariamente grandes de luz cuando despedazan estrellas y devoran la materia, y es probable que sean la fuerza motriz detrás de los cuásares, que se encuentran entre los objetos más brillantes del universo. "Reunir tanta masa en menos de 690 millones de años presenta un desafío enorme para teorías de crecimiento de agujeros negros", explica el profesional de la institución de Carnegie que presentó los hallazgos en la revista Nature. Algunos astrónomos han especulado que el universo debió haber tenido condiciones que permitieran la creación de agujeros negros. Pero la realidad observable en el espacio actual es que los agujeros negros creados más recientemente apenas superan las tres o cuatro decenas de masas solares.

Bañados sospecha que hay más quasares como éste en el universo. Eso quiere decir que la luz de este quasar ha estado viajando por más de 13 mil millones de años. "Esta gran distancia hace que tales objetos aparezcan extremadamente débiles cuando se los observa desde la Tierra". Se estima que existen entre 20 y 100 cuásares en todo el cielo que sean tan distantes y luminosos como el cuásar que encontró Bañados y su grupo.

  • Buena Jesus