CNDH asegura que Ley de Seguridad Interior viola derechos de los mexicanos

Asimismo, criticó que el Peña Nieto haya anunciado su voluntad de no realizar Declaratoria de Protección a la Seguridad Interior hasta que se resolvieran las controversias, pues según los términos de su artículo 26, no necesita de una Declaratoria para su aplicación y entrada en vigor.

En un comunicado, el organismo señaló que si bien es respetuoso de la decisión presidencial de no ejercer la atribución que le confiere el artículo 72 Constitucional para formular observaciones a la citada legislación, lamentó que se dejara pasar la oportunidad de convocar a un debate incluyente e informado donde se escucharan las voces de especialistas, organizaciones y académicos, nacionales e internacionales.

Aseguró que ni la cámara de Diputados, ni el Senado de la República, así como la Presidencia de la República atendieron el llamado, lo impidió la construcción de consensos entre la sociedad.

"La CNDH reitera su convicción de que la Ley de Seguridad Interior posibilita que se vulneren derechos y libertades básicas reconocidas en favor de las y los mexicanos, que se afecte el diseño y equilibrio constitucionalmente establecido entre entidades, instituciones, órganos del Estado y Poderes, así como el que se apliquen condiciones de excepción a la convivencia democrática entre la sociedad mexicana", agregó el organismo.

Destacó que la ambigüedad de su redacción hace que pueda promoverse la intervención de las Fuerzas Armadas, prácticamente respecto de cualquier tipo de actividad, en tanto la misma sea calificada de amenaza o riesgo a la seguridad interior.

En un posicionamiento, dado a conocer horas después de que el secretario de la Defensa Nacional, Salvador Cienfuegos, anunciara que respetará la determinación de la Suprema Corte de Justicia de la Nación, el organismo señaló que Ley de Seguridad Interior contraviene principios reconocidos constitucional y legalmente en materia de transparencia y acceso a la información, protección a las víctimas y respeto a los derechos humanos.

De acuerdo con el órgano autónomo, si bien el argumento oficial es que el propósito esencial de la ley es el dar un marco normativo a la intervención que desde hace más de una década llevan a cabo de forma extraordinaria las Fuerzas Armadas en apoyo a las policías y autoridades civiles, "su alcance trasciende, por mucho, el ámbito estrictamente vinculado a la seguridad de las personas".

  • Leon Brazil