El Papa pidió que se respete el "statu quo" de Jerusalén

El Papa Francisco en el Muro de las Lamentaciones "Mi pensamiento se dirige ahora a Jerusalén. No puedo callarme ante la profunda preocupación que siento por la situación surgida últimamente", ha comentado llamando a respetar el "statu quo" de la ciudad conforme a la decisión de la ONU.

El Pontífice agregó que "Jerusalén es una ciudad única, sagrada para los hebreos, cristianos y musulmanes, que venera los lugares santos de las respectivas religiones y tiene una vocación especial para la paz".

El Vaticano confirmó que el papa Francisco y el presidente palestino Mahmud Abas conversaron este martes por teléfono, en medio de la creciente preocupación internacional por el posible traslado de la embajada estadounidense a Jerusalén.

Una nueva crisis se ha desatado en los últimos días en Israel por el proyecto del Presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de trasladar la embajada de su país de Tel Aviv a Jerusalén.

Cuando en 1948 se creó el Estado de Israel, la ciudad de Jerusalén, considerada sagrada tanto para musulmanes como para judíos, fue formalmente dividida en dos.

Los palestinos y gran parte del mundo árabe y musulmán no aceptan que sea capital israelí porque, además del tema territorial en disputa, también en Jerusalén se encuentra el tercer lugar más sagrado del islam, la Mezquita de Al Aqsa.

  • Buena Jesus