En un año de Trump, disminuyen arrestos en frontera México-EU

Llegada de salvadoreños deportados desde Estados Unidos.

Homan y el resto de funcionarios del Departamento de Seguridad Nacional insistieron en la necesidad de construir un muro entre México y EEUU, a pesar del significativo descenso en la llegada de inmigrantes, y aseguraron que el Gobierno volverá a pedir fondos al Congreso para construir la barrera fronteriza.

En concreto, la Patrulla Fronteriza arrestó a 310, 531 inmigrantes durante el año fiscal 2017, lo que muestra un descenso con respecto al año anterior, cuando hubo 415, 816 detenciones, y supone la cifra de aprehensiones en la frontera más baja desde 1971.

Desde la llegada de Donald Trump al poder en enero, las cifras de llegadas han descendido significativamente, aunque en mayo comenzaron a registrarse incrementos mensuales del número de detenciones en la frontera con México, especialmente familias o niños que viajan solos.

Miles de inmigrantes han protestado en diversas ocasiones a lo largo de este año.

La cifra es la suma de detenciones dentro del país y en la frontera e incluye a inmigrantes indocumentados y a inmigrantes con papeles pero que han cometido delitos.

En contraste, las detenciones de extranjeros dentro del país con fines de deportación aumentaron a 110 mil 568 personas entre la toma de posesión de Trump, el 20 de enero de 2017, y el 30 de septiembre pasado, que marca el fin del año fiscal 2017, un aumento de 42 por ciento en relación con un periodo similar del año precedente.

Del total de detenciones de inmigrantes indocumentados en el territorio estadunidense, el gobierno de Trump estableció que 303 mil 916 se registraron en la frontera sur que colinda con el territorio mexicano. Por detrás se sitúan Guatemala (33.570 deportados, prácticamente la misma cifra que el año anterior), Honduras (22.381, una cifra ligeramente superior a 2016), y El Salvador (18.838). Por otro lado, el número de inmigrantes deportados por el ICE ascendió a 226 mil 119 en el año fiscal 2017, y la mayoría de ellos, 128 mil 765, fueron mexicanos.

La promesa de endurecer las políticas de inmigración fue una pieza central de la campaña presidencial de Trump en 2016.

  • Buena Jesus