Hugh Jackman dijo que no

En una entrevista con Variety, el australiano confesó uno de los secretos mejor guardados de la franquicia de James Bond: rechazó el papel del agente 007. Es alto, atractivo, tiene una gran voz y un cuerpo sorprendente. "En ese momento sentía que los guiones se habían vuelto poco creíbles y algo locos, y pensaba que debían ser más sobrios y realistas".

Además, contó que le preocupaba no tener tiempo para otro tipo de personajes si, además de su papel de Wolverine en la saga X-Men, se comprometía con otra franquicia.

Pero Jackman decidió continuar interpretando a Logan y no interferir aquel desarrollo con otras propuestas -aunque fuesen tan potentes como aquella-.

James Bond es un personaje condenado a cambiar de actor cada cierto tiempo.

¿Quién será el próximo?

  • Gilberto Valderrama