Manifestantes atacaron ferozmente al periodista Julio Bazán y hasta le arrojaron cenizas

La calle ardía entre la lluvia de piedras de algunos de los manifestantes y el gas pimienta y la represión de las fuerzas de seguridad.

Julio Bazán fue agredido cuando trabajaba en la cobertura de los incidentes que comenzaron en la zona del Congreso y se trasladaron a la avenida 9 de Julio, mientras los Diputados tratan el proyecto de la reforma previsional. "El odio está convirtiendo en objetivos a los periodistas", afirmó. Los estudios dieron buen resultado.

En los primeros minutos de este martes y en diálogo con TN, el periodista de 71 años dijo: "Estoy internado en observación, tengo una herida en la cabeza y me duele muchísimo la espalda donde recibí dos patadas voladoras". "Siempre hubo violencia en el país pero ahora hay una violencia nueva, hay agresividad contra los periodistas, los violentos no admiten nuestro trabajo", remarcó. El elemento nuevo es este odio que apareció, que nace contra los periodistas.

En ese marco, brindó detalles de la agresión que sufrió y relató que le tiraron ceniza en todo el cuerpo algo que le provocó quemaduras internas y ampollas en el paladar.

Durante la jornada, varios periodistas fueron agredidos -en algunos casos por la policía y en otros por manifestantes- y otros terminaron detenidos. Asimismo contó que puso sobrepasar la situación: "Quiero destacar la solidaridad de los Metrodelegados y de compañeros de trabajo que pusieron el cuerpo para llevarme a un lugar seguro".

  • Leon Brazil