El francés que pedaleó hasta los 106 años

Pero lo más significativo es que lo hizo a los 105 años de edad, contra todas las limitaciones que a los 20 años no le permitieron dedicarse al ciclismo por su baja estatura.

"Sus médicos no quieren que haga grandes esfuerzos", dijo Christian Bouchard, amigo y vecino de Marchand, al que visita casi a diario, confirmando así una información del diario La Marne.

Y tan recientemente como en agosto pasado, Marchand reclamó el campeonato mundial de carreras en la categoría de más de 105 años, aunque nuevamente nadie lo desafiaba. Marchand dejará de buscar nuevos récords, pero probablemente seguirá montando en bicicleta "para disfrutar y relajarse", según ha explicado el presidente del club ciclista de Mitry-Mory, al que pertenece el ciclista de 106 años. "La bici se ha terminado. Estoy triste", sostuvo con un dejo de tristeza el deportista.

Vivió en Venezuela y Canadá, y hoy es hito del ciclismo francés y una celebridad en París.

Marchand estableció un récord histórico un año antes de su retiro.

Pero Robert Marchand, de 106 años, todavía está recorriendo kilómetros en la bicicleta estacionaria dentro de su modesto apartamento al noreste de París. Con 105 años, logró recorrer en una hora 22,547 kilómetros en el velódromo francés de Saint-Quentin-en-Yvelines. Además, cada mañana se sube a la bicicleta estática que tiene en su vivienda y pedalea durante cinco o diez minutos. A los 100 años un prestigioso laboratorio lo convenció para participar en un novedoso estudio único sobre el impacto del deporte en el consumo de oxígeno y los resultados fueron los de un hombre de 55 años.

"Toda mi vida hice deporte, comí mucha fruta y no tomo demasiado café", explicó. Cuando le preguntaron cuál era el secreto de su éxito, no dudo en contestar: "No soy un fenómeno ni un campeón, soy un tipo normal".

  • Montenegro Chinchilla