Empresa fantasma ligada a Duarte trianguló dinero a campaña presidencial en 2012

La organización Mexicanos Contra la Corrupción y la Impunidad (MCCI) dio a conocer que una empresa ligada a la red "fantasma" del exgobernador veracruzano Javier Duarte fue utilizada en un esquema de financiamiento ilegal en la elección presidencial de 2012.

La red de sociosEn un rastreo en el Registro Público de Comercio de Veracruz, MCCI localizó los vínculos de Asismex con una amplia red de empresas fachada utilizadas para saquear recursos públicos.

De las 73 empresas, al menos 16 obtuvieron fondos de la administración de Duarte de Ochoa por 371 millones de pesos, además, indican que otras firmas de la misma red fueron utilizadas para simular licitaciones.

Los periodistas Raúl Olmos y Valeria Durán destacaron que de acuerdo con una investigación del Instituto Nacional Electoral (INE), en 2012 ASISMEX dispersó 18.4 millones de pesos entre 7 mil 311 representantes de casilla de siete partidos políticos, con el auxilio de otras 10 empresas presuntamente 'fachada'.

En el cotejo de actas se identificó que los supuestos dueños o prestanombres de ASISMEX, José Alfredo García Barradas y Juan Carlos Reyes León, son accionistas de otras 12 empresas, mientras que la apoderada legal Araceli Barragán Hernández participa en dos compañías más. El 82 por ciento de los fondos fue a dar a la campaña de la alianza PRI-Verde, que postuló a Enrique Peña Nieto.

Sus supuestos dueños "residen en colonias populares del mismo puerto y son accionistas de otras 14 empresas utilizadas en licitaciones de obras y servicios".

Durante esos años, "al menos cinco de esas empresas obtuvieron contratos públicos por 92,6 millones de pesos" (4,78 millones de dólares).

Su socio Juan Carlos Reyes León es dueño de Comercializadora Alifresh, Consultores Malvich, Misons Consultores, Comercializadora Comerprod, Persisa Empresarial y representante de Desarrolladores Mercalim, con domicilios fiscales en Coatzacoalcos, Jalapa, Córdoba, Boca del Río y la Ciudad de México.

Otro socio de Emcoo es Pablo González Lizardi, quien, de acuerdo a las actas del Registro Público, es dueño de Pefraco SA de CV: compañía fraudulenta que forma parte de la red duartista, y que durante esa administración recibió contratos por más $121 millones de pesos.

Por ejemplo, en diciembre de 2010, el entonces encargado de Finanzas en Veracruz, Tarek Abdalá, simuló un concurso para adquirir regalos para las fiestas navideñas de aquel año, y los postulantes eran Servicios Especializados Emvame, Comercializadora Dagú y Logística Comercial Comerlogi, las tres empresas ligadas entre sí.

El dueño en actas de Comerlogi es Juan Carlos Balderas Román, quien está asociado con el accionista mayoritario de ASISMEX en otra empresa de la red, de nombre Mundrel Consultores.

Otro dato relevante, señaló, es que "las empresas se han dispersado y no sólo están ubicadas en el estado de Veracruz, sino en Chiapas, Oaxaca y Querétaro, es decir, esta red fantasma de Duarte tiene una extensión mayor de la que se ha hablado hasta ahora".

  • Leon Brazil