Exgobernadora del Quindío, destituida e inhabilitada

La Procuraduría General de la Nación destituyó e inhabilitó a la exgobernadora del Quindío Sandra Paola Hurtado por 12 años por contratación irregular en ese departamento.

La exgobernadora fue inhabilitada por la suscripción irregular de más de 5 convenios interadministrativos con entidades como Esaquin, que hoy se llama Empresas Públicas del Quindío, EPQ y la Promotora de Vivienda del Quindío, empresas que no tenían capacidad técnica ni financiera para ejecutar las obras y, que en consecuencia, subcontrataron con privados para ejecutarlas con dineros de las regalías.

El artículo 24 de la Ley 80 de 1993, establece que "será objeto de escogencia del contratista cuando la entidad encargada de adelantar el proceso de contratación defina reglas objetivas, justas, claras que permitan recibir la mayor cantidad de ofertas, haciendo plausible que en la contratación estatal se adelanten procesos en igualdad de condiciones para todas las personas que estén en la capacidad de ofrecer el bien o servicio que se requiera".

El exgerente de EPQ (antes ESQUIN S.A. E.S.P), Heidelman Grajales Puentes, y el exgerente de Provinquindío, Jhonny Alberto Rodríguez Jaramillo, también fueron suspendidos de su cargo de seis y tres meses respectivamente.

En el caso de los exgerentes, la Procuraduría reprochó la violación del principio de responsabilidad de la contratación estatal, al celebrar los convenios cuando las empresas que dirigían, para la época de los hechos, no tenían la capacidad para ejecutar los objetos contractuales. El Ministerio Público, el cual calificó la falta como gravísima a título de culpa gravísima. Los investigados sustentarán su apelación el próximo 18 de enero.

  • Leon Brazil