Megaoperativo en Liniers: desalojaron a 475 manteros

La Fiscalía de la Ciudad y la Policía de la Ciudad realizan un operativo de dimensiones sin precedente en el barrio de Liniers, con el objeto de desalojar de la vía pública los puestos dedicados a la venta ilegal. El procedimiento comenzó en la madrugada de este viernes y continuó durante la mañana en las cercanías de la estación ferrocarril Sarmiento. Se trata, para el gobierno porteño, del último gran foco de venta ilegal, que se encuentra ubicado en el perímetro de la avenida Rivadavia, Carhúe, Ventura Bosch y colectora de la avenida General Paz.

Los vecinos y comerciantes de la zona reclamaban por la recuperación del espacio, como ocurrió en la avenida Avellaneda (Flores), Retiro, Florida y Once.

Tras la investigación que derivó en el desalojo, la justicia determinó que había 475 manteros, de los cuales 239 son puestos de comida, y 236 vendedores de calle.

Concepción. Le rompieron su puesto y estaba habilitada
Concepción. Le rompieron su puesto y estaba habilitada

Esta madrugada Liniers amaneció con un megaoperativo de la Policía de la Ciudad, con carros de asalto e hidrantes para impedir la instalación de los puesto de los manteros y vendedores ambulantes del barrio y alrededores de la estación de trenes.

Se vivieron momentos de tensión cuando los manteros llegaron. "No hubo negociaciones con los manteros. Les suministran la mercadería, les asignan el lugar, manejan situaciones de corrupción para esto", explicó Cevasco en comunicación con el canal Todo Noticias.

El año pasado la Confederación Argentina de la Mediana Empresa (CAME) concluyó que Liniers tenía el 25% de participación en la distribución de puestos de venta ilegal, pasando de los 679 puestos de 2011 a los 900, informó el diario La Nación. "Hasta donde sé, todavía no se les ha ofrecido un lugar, de eso debe encargarse el Gobierno de la Ciudad", manifestó el fiscal, quien sostiene que se le debe ofrecer una salida laboral a los trabajadores que fueron desalojados hoy.

  • Leon Brazil