Países mediterráneos aprueban en cumbre en Roma su declaración final

Chipre, España, Francia, Grecia, Italia, Malta y Portugal han puesto el acento sobre el reparto igualitario de los migrantes que llegan a la frontera sur de la unión.

Los países del sur de la Unión Europea (UE) pidieron hoy que el peso del flujo migratorio sea compartido a nivel comunitario, al considerar este fenómeno uno de los "retos fundamentales" del continente en los próximos años. "Los países sureños están particularmente afectados e implicados al estar en primera fila", dice la declaración conjunta publicada tras la cumbre.

Fuentes del Gobierno han avanzado que Rajoy y el resto de líderes presentes en Roma plantearán la necesidad de que la Unión Europea preste apoyo en materia de inmigración y asilo a los estados que gestionan una frontera exterior de la UE, como es el caso de los países del sur de la UE.

A la cumbre asistieron el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy; los presidentes de Francia, Emmanuel Macron, y de Chipre, Nicos Anastasiades, así como los primeros ministros de Italia, Paolo Gentiloni; de Malta, Joseph Muscat; de Grecia, Alexis Tsipras, y de Portugal, Antonio Costa.

Los siete países mediterráneos aseguraron estar "firmemente comprometidos con una política migratoria común" para evitar flujos irregulares y masivos y apostaron por abordar las causas de este fenómeno cooperando con los países de origen y tránsito.

"Estamos decididos a fortalecer nuestras asociaciones con esos países, particularmente en frica", señalaron, para después subrayar los frutos de la implementación del acuerdo entre la UE y Turquía para reducir la inmigración por el mar Egeo.

Abogarán igualmente por el desarrollo de un sistema europeo común de asilo basado en los principios de responsabilidad y solidaridad.

En este sentido, en la declaración se sostiene que, aunque la UE "está a salvo y más fuerte, aún queda mucho por hacer".

Por último, apoyaron cualquier iniciativa que promueva la democracia y la participación ciudadana en el seno de la UE y abrazaron la idea de las "consultas ciudadanas" desde la próxima primavera para identificar las prioridades de la gente.

  • Leon Brazil