Puerta abierta a un futuro diálogo con Corea del Norte

"Ambos jefes de estado pronostican que las actuales conversaciones intercoreanas podrían conducir a conversaciones entre Estados Unidos y Corea del Norte para la desnuclearización de la península de Corea después de los Juegos Olímpicos de Invierno Pyeongchang", dice un comunicado del Gobierno surcoreano.

El presidente de China, Xi Jinping, mostró hoy su apoyo al dialogo y la mejora de las relaciones entre las dos Coreas, durante una conversación telefónica con su homólogo surcoreano, Moon Jae-in.

Corea del Sur continúa la senda de la presión.

Koh Yu-hwan, experto en asuntos norcoreanos en la Universidad Dongguk en Seúl, dijo que podría haber una reunión durante el quinquenio de Moon. Así lo hizo saber la Casa Blanca en un comunicado.

"Creo que vamos a tener un largo período de paz". Corea del Sur y Estados Unidos aún están técnicamente en guerra con Corea del Norte luego de que el conflicto de Corea de 1950-1953 terminó con una tregua, no con un tratado de paz. "Me gusta mucho lo que estoy viendo".

El presidente también negó que Seúl esté planeando levantar provisionalmente algunas de las sanciones que ha aprobado contra Pyongyang por sus programas de armas, para así posibilitar que miembros del régimen -que tienen prohibida la entrada en el Sur en virtud de estas sanciones- puedan viajar a los JJOO de PyeongChang.

Dijo a los reporteros en Seúl el miércoles que está dispuesto a reunirse con Kim para resolver el enfrentamiento nuclear de Corea del Norte, aunque dijo que el éxito de dicha cumbre debe garantizarse antes de que la reunión pueda realizarse. "Ese es nuestro dilema actual, y eso requiere un enfoque prudente", dijo Moon. "La segunda etapa consistirá en llevar a Corea del Norte a discutir sobre la desnuclearización".

Durante una conferencia de prensa en Seúl, Moon dijo, "estoy abierto a cualquier reunión, incluso una cumbre”, y que después del encuentro del martes impulsaría nuevas conversaciones y mayor cooperación".

Trump y el líder norcoreano Kim Jong Un intercambiaron amenazas e insultos durante el último año, lo que provocó preocupaciones de una nueva guerra en la península.

Como condición para participar en las conversaciones de paz entre las dos Coreas, Estados Unidos pide que Pyongyang ponga fin a sus ensayos nucleares.

  • Leon Brazil