Asesinan a monos en Brasil por temor a fiebre amarilla — Inhumano

Gran parte de Latino América se ve conmovida por las consecuencias de la fiebre amarilla en Brasil, donde por estas horas se ha registrado la matanza de más de dos centenares de monos, considerados erróneamente vectores del virus, a pesar de ser la mejor defensa contra la enfermedad, según las autoridades. El informe indica que el 69 % de los primates presentaba señales de agresión humana, ya sea por apaleamiento o envenenamiento.

Tras el último brote de fiebre amarilla, que ha causado la muerte de 25 personas en este estado desde el comienzo de año, la población empezó a buscar en masa unas vacunas que escasean y algunos la tomaron con los monos, en una ciudad que se entrelaza con la floresta tropical.

Según profesionales médicos de Brasil, la matanza fue en vano, ya que el mosquito es transmisor del virus. El mono es una víctima.

Brasil está sumida en una auténtica psicosis por el avance de la fiebre amarilla, que ya se cobró son 98 los muertos en todo el país, además de haber 353 casos confirmados y otros en estudio. "Y si no hay monos en la naturaleza, los mosquitos buscarán al hombre para alimentarse", explica a la AFP Fabiana Lucena, jefa de la Unidad de Medicina Veterinaria Jorge Vaitsman, cerca del centro de Rio.

Los casi 240 cuerpos de monos hallados en la vía pública de Río de Janeiro se suman a otros encontrados en Minas Gerais y San Pablo.

  • Montenegro Chinchilla