Pánico en Wall Street tras caída de Dow Jones

Tras concluir las operaciones, el Dow Jones, el principal indicador del mercado, se disparó 567.02 puntos hasta 24.912.77 unidades, mientras que el selectivo S&P 500 avanzó un 1.74 por ciento o 46.20 puntos, hasta 2.695.14 enteros.

En Europa, mientras tanto, las acciones también fueron golpeadas por olas de ventas en la hora final de negociaciones bursátiles y el índice Eurofirst 300 finalizó con una baja del 1,2 por ciento, llevando sus pérdidas de esta semana al 3,1 por ciento, los peores resultados semanales desde diciembre de 2016. El índice Nasdaq Composite bajó 274.83 puntos, o un 3.9%, para terminar la jornada en las 6 mil 777.16 unidades.

El debilitamiento del peso frente al billete verde ocurrió a la par de la mayoría de las divisas de economías emergentes, ante un escenario de mayor aversión al riesgo al observarse nuevamente caídas en los mercados de capitales a nivel global.

La actual tormenta en los mercados arrancó el pasado viernes, cuando unos datos de empleo mejores de lo esperado en Estados Unidos comenzaron a alimentar los miedos a un alza de la inflación y, como consecuencia, a una subida de tipos de interés más allá de lo previsto.

Wall Street cayó el miércoles después de un alza inicial, en una señal de que los inversionistas seguían cautelosos tras una liquidación masiva que provocó que el promedio industrial Dow Jones registrara el lunes su mayor caída intradiaria.

Los inversionistas están evaluando si las fluctuaciones del mercado son el comienzo de una corrección más profunda o simplemente un bache temporal en un mercado alcista que se prolonga por nueve años, impulsado por las preocupaciones sobre el aumento de las tasas de interés y de los rendimiento de los bonos.

En menos de dos semanas, cuando alcanzó máximos históricos, el Dow Jones ha perdido algo más de un 10% de su valor.

Ante este escenario y caída de los precios del crudo a la baja, el peso perdió ante el dólar, en una sesión en la que el Banco de México determinó subir su tasa de referencia en 25 puntos base.

Toda esta situación se suma al cambio de estafeta en la Fed. Sin embargo, ese anuncio se hizo en plena transición de la presidencia de la Fed, que Janet Yellen dejó formalmente el pasado sábado en manos de Jerome Powell, designado por el mandatario Donald Trump.

Con información de Reuters.

  • Monte Muniz