Cofece pide terminar exclusividad de ASA para vender turbosina

El ente antimonopolios de México dijo el miércoles que el Gobierno debería eliminar la exclusividad de su empresa ASA para almacenar y vender combustibles para aeronaves en los aeropuertos del país a fin de permitir la llegada de competidores al mercado.

El régimen de exclusividad de ASA, además de afectar las condiciones de suministro a precios competitivos en detrimento de aerolíneas y pasajeros, es incompatible con el marco regulatorio de la Reforma Energética, que busca incentivar la incorporación de nuevos competidores al mercado, afirma el organismo.

La Cofece destacó que México registra los precios de abastecimiento de turbosina más caros de la región, especialmente los registrados en el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México (AICM), de acuerdo con la Asociación de Transporte Aéreo de América Latina y el Caribe (ATAALC). En promedio, en los últimos cinco años el litro de turbosina se vendió 2 pesos más caro que en Estados Unidos.

La autoridad enfatizó que el escenario es más grave ya que en las reglas del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), la Secretaría de Comunicaciones y Transportes mantiene la exclusividad de ASA.

Promover la eliminación del régimen de exclusividad establecido en el Reglamento de la Ley de Aeropuertos; otorgar en el corto plazo una modificación a los títulos de concesión de todos los aeropuertos nacionales para eliminar el régimen de exclusividad.

Adjudicar mediante proceso abierto y competido la construcción de instalaciones de almacenamiento, suministro y cualquier otro servicio de combustibles aéreos, así como evitar el otorgamiento de ventajas exclusivas a ASA durante el proceso.

El órgano también exhortó al Congreso de la Unión a eliminar la restricción a la inversión extranjera en la actividad de suministro de combustibles, en apego al marco jurídico vigente de la industria de hidrocarburos.

  • Monte Muniz