'Despiden' a robot en su primer día de trabajo, por 'lento'

Flippy, una máquina que había sido "contratada" por un restaurante para preparar 300 hamburguesas por hora, fue despedido por ser demasiado lento.

El aliciente de ver a un robot cocinando hamburguesas ha disparado la presencia de clientes en el Caliburger de Pasadena, California, donde Flippy iba a comenzar a trabajar.

Anthony Lomelino, director de tecnología de Cali Group (matriz de Caliburger), ha explicado a USA Today que la robótica no ha tenido la culpa de la desconexión de Flippy, sino que la falta de coordinación entre el robot con el resto de humanos ha hecho imposible operar con normalidad.

Se cree que la cobertura mediática sobre el robot generó más interés y pedidos de los que el restaurante pudo abarcar. Según BBC News, ahora Flippy está apagado detrás de la parrillas con un cartel que dice que volverá pronto. En un comunicado, Miso Robotics explicó que Flippy tendrá que ser actualizado con un nuevo código que le permitirá cocinar lo suficientemente rápido en "hora pico".

CaliBurger, al respeto dijo que el personal de cocina tendría que aprender a 'coordinar' sus movimientos con el brazo robótico para que el proceso funcione de forma óptica (esto incluye preparar y colocar sobre la cocina las hamburguesas crudas, entre otros ingredientes). Para la cadena, además, el robot es clave para solucionar el problema que tienen este tipo de negocios: la constante rotación de personal.

  • Monte Muniz