Discutirá Brasil con EE.UU. aumento de aranceles al acero y aluminio

El riesgo de una "guerra comercial" tras la decisión del presidente de Estados Unidos, Donald Trump, de colocar aranceles a las importaciones de acero del 25 % y del 10 % para las de aluminio se ha colado en la XIII edición del Foro Económico Mundial para Latinoamérica.

El director general de la Organización Mundial del Comercio, el brasileño Roberto Azevedo, aseguró hoy que si no fuera por la entidad que dirige "ya estaríamos en una guerra comercial. Sin el diálogo no vamos a encontrar solución", insistió.

"Esta escalada, que yo digo que tiene efecto dominó, es una escalada difícil de revertir".

No obstante, admitió que el "inicio del diálogo" para "mitigar el impacto de la medida" tomada por Estados Unidos puede abrir caminos que eviten "roces irreversibles".

El jefe de Estado apostó por el diálogo con Estados Unidos, aunque precisó que si no se llega a una "solución amigable" de manera "rápida" Brasil apelará a los mecanismos de resolución de controversias que existen en el marco de la Organización Mundial de Comercio (OMC).

"Hay una gran preocupación con este tema", admitió Temer, que defendió "tratar con cuidado" las relaciones con Estados Unidos.

Azevedo, que es brasileño, afirmó tras el encuentro con el mandatario que Brasil "está en contacto con otros países que pueden ser afectados por esas medidas para estudiar qué alternativas serían más adecuadas desde el punto de vista brasileño e incluso colectivo".

También aseguró que en breve llamará por teléfono al presidente Trump para conversar sobre el tema y reiteró el compromiso de su Gobierno "contra cualquier tipo de proteccionismo". "Estamos a favor de la apertura plena de nuestros mercados y queremos también esta apertura plena de los mercados hacia Brasil", aclaró. Después de Canadá, el país sudamericano es la segunda mayor fuente de importaciones de acero a Estados Unidos, integradas en su gran mayoría por productos semiacabados que según las autoridades brasileñas son vitales para la industria acerera estadounidense.

Pero mientras se dirime este conflicto, Brasil no se ha quedado parado.

De hecho, en los últimos días, Temer ha divulgado que ha recibido mensajes de la canciller alemana Angela Merkel y ha mantenido conversaciones telefónicas con el presidente del Gobierno español, Mariano Rajoy; el presidente de Paraguay, Horacio Cartes, y el primer ministro de Portugal, Antonio Costa, con quienes trató sobre la conveniencia de avanzar en la firma del acuerdo comercial entre el Mercosur y la UE.

La cita, que se celebra entre el 13 y 15 de marzo en la capital paulista, reúne a 750 líderes de 40 países del mundo para discutir una nueva narrativa en la región, que este año enfrenta un intenso ciclo electoral.

  • Leon Brazil