Filipinas se retira de la Corte Penal Internacional

"Declaro e inmediatamente doy aviso, como presidente de la República de Filipinas, de que Filipinas retira con efecto inmediato su ratificación del Estatuto de Roma [la carta fundacional de la CPI]", aseguró el mandatario a través de un comunicado. Filipinas ratificó el tratado en 2011.

La retirada de un Estado de la CPI solo puede hacerse efectiva un año después de que el Secretario General de la ONU reciba la correspondiente notificación por escrito, según el artículo 127 del Estatuto de Roma, un precepto que Duterte no parece dispuesto a acatar.

Duterte cargó contra los investigadores en derechos humanos de la ONU que indagan sobre su polémica lucha contra las drogas y expresó: "si estos tontos vienen aquí, ¿hay cocodrilos aquí? ¿Los que comen personas?" La CPI viola la soberanía de Filipinas al abordar un asunto que corresponde a los tribunales del país, señaló Duterte en el documento. A principios de febrero, la fiscal especial de la Corte Penal Internacional, Fatou Bensouda, anunció que estaba iniciando un examen preliminar de las denuncias de asesinatos extrajudiciales en Filipinas para ver si estos caen dentro de la jurisdicción de la corte y si se necesita una investigación en toda regla.

Callamard ha criticado la "guerra antidroga" en numerosas ocasiones, una de ellas durante una visita extraoficial en Filipinas, lo que provocó la ira del mandatario y su gabinete.

Desde su elección en 2016, unos 4.100 presuntos traficantes y consumidores de droga han muerto en un amplio operativo policial contra las drogas.

  • Leon Brazil