Google prohibirá publicidad relacionada con criptomonedas

Facebook, principal rival de Google por los dólares de publicidad, prohibió los anuncios de criptomonedas en enero.

Según la BBC, Google pondrá en marcha este veto contra las criptomonedas en todo lo que esté relacionado con anuncios pagados, de forma extensible a todas las categorías: desde los anuncios de intercambios de Bitcoin, billeteras digitales para almacenar los activos o asesoramiento comercial, además del anuncio de ICOs.

Adicionalmente, la compañía ha hecho públicas algunas cifras sobre su actividad sobre publicidad. También ha anunciado una modificación de sus políticas con la que vetará anuncios como los de las apuestas de tipo spread y o los contratos por diferencia, en un movimiento con el que pretenden proteger a sus usuarios de problemas relacionados con sus finanzas. "Sabemos que los revisores humanos pueden entender el matiz de comportamiento abusivo que la tecnología no siempre puede captar", explica la responsable de Google. Suspendió 7.000 cuentas de clientes por publicidad que imitaba un artículo informativo -lo que Google denomina "tabloid cloaking"- y bloqueó más de 12.000 sitios web por copiar información de otras publicaciones. Muchos más que los 1.700 millones de 2016.

En 2017 Google suprimió 66 millones de anuncios con cebo o trampa para hacer clic en ellos, y 48 millones de piezas publicitarias que animaban al usuario a instalarse software no deseado.

También presentó una nueva tecnología que suprime mensualmente anuncios de más de dos millones de URL o direcciones de internet, y desde abril extendió los tipos de discriminación e intolerancia más allá de la protección contra el discurso de odio, con 8.700 anuncios eliminados.

Solo durante los seis primeros meses del año pasado se revisaron más de 11.000 sitios web por presunta violación de la política de contenidos falsos; como resultado, más de 650 fueron bloqueados y, asimismo, se cancelaron 90 soportes de la red publicitaria de Google. La empresa también está acelerando una ofensiva contra el contenido engañoso.

  • Monte Muniz