OPAQ integrará investigación sobre caso Skripal — Reino Unido

"Se trata de un acto cruel e indignante, que Rusia organizó en Salisbury, nosotros respondimos a él, y sinceramente, Rusia debe apartarse y callarse", dijo el titular.

Los comentarios se produjeron poco después de que el secretario de Defensa Gavin Williamson dijo el jueves que Reino Unido invertiría 48 millones de libras (67 millones de dólares) en un nuevo centro de defensa de guerra química en su complejo militar de Porton Down.

"Londres intenta ocultar las circunstancias reales del uso de sustancias químicas tóxicas en su territorio y se niega a compartir la información que posee de acuerdo con lo estipulado por la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ)".

El Reino Unido responsabiliza a Rusia por la intoxicación del ex agente doble y su hija Yulia que tuvo lugar el pasado 4 de marzo.

El comunicado revela que la primera ministra, Theresa May, escribió la pasada semana al organismo regulador OPCW para "invitarles formalmente a verificar el análisis hecho por el Gobierno" sobre el agente nervioso.

Zakharova reiteró que Moscú no tenía motivos para envenenar al exespía Skripal y su hija, y calificó como "rusofobia" el apoyo estadounidense a las acusaciones británicas contra el Kremlin.

"No ha habido ningún programa de desarrollo de armas químicas bajo el nombre 'Novichok' ni en la época de la URSS, ni en la de Rusia", respondió el viceministro ruso de Exteriores, Serguei Riabkov, citado por la agencia Interfax.

  • Gilberto Valderrama