Putin ordenó derribar avión en 2014

El presidente ruso, Vladimir Putin, admitió ayer en un documental que horas antes de la inauguración de los Juegos de Invierno de Sochi, ocurrida el 7 de febrero de 2014, ordenó el derribo de un avión de pasajeros turco, que había sido secuestrado, aunque poco después se supo que era una falsa alarma.

La confesión la realizó al periodista Andréi Kondrashov y fue dada a conocer en el documental "Putin" difundido este domingo en la red social rusa Odnoklassniki.

"Me informaron que un avión que volaba entre Ucrania y Estambul había sido secuestrado y que los captores demandaban aterrizar en Sochi", declaró el mandatario ruso a la cámara del documental Putin, que será exhibido a una semana de las elecciones presidenciales.

Según explica el reportero, el mandatario recibió esa llamada el 7 de febrero de ese año, poco antes de la ceremonia de apertura de los Juegos, y en ella se le informó de que según los pilotos de un Boeing 737-800 de la compañía Pegasus despegado de Járkov (noreste de Ucrania) había un pasajero con una bomba que exigía ir a Sochi.

Putin admite que la decisión es algo que no podrá personarse, sin embargo, explicó a Kondrashov que el plan previsto para ese tipo de situaciones era derribar el avión. "Les dije: Procedan según el plan", indicó. "Yo, por desgracia, no podía explicarles nada hasta que todos los detalles se esclarecieran", alegó el presidente.

El director del Servicio Federal de Seguridad (FSB, antiguo KGB), Alexandro Bórtnikov, reconoció que la aviación rusa fue movilizada con la misión de impedir que ese avión penetrara en territorio nacional.

  • Ricardo Clara