Reportan tres casos de sarampión en CDMX

El Sistema Nacional de Vigilancia Epidemiológica (SINAVE) detectó el pasado 8 de febrero, el caso de una mujer italiana de 39 años de edad que reside en la CDMX desde 2007 y trabaja en la Embajada de ese país en México.

Por su parte, la secretaria de Salud Federal y los servicios de Salud de la Ciudad de México realizan acciones en campo para la identificación de probables casos secundarios, además de difundir información para prevenir la enfermedad y promover la vacunación; ya que el sarampión es una enfermedad altamente contagiosa.

Hay que recordar que todos los que no están vacunados son un 90% más susceptibles a contagiarse por este virus, con los niños menores de 12 meses se deberá tener más cuidado ya que la vacuna se aplica hasta el primer año de vida y el refuerzo hasta los 6 años. Los síntomas más comunes son fiebre, tos, secreción nasal, ojos rojos y erupción cutánea (exantema). Se transmite por contacto, gotitas provenientes de la nariz, de la boca o la garganta de una persona infectada.

Los tres casos fueron confirmados por el Instituto de Diagnóstico y Referencia Epidemiológico (InDRE) y actualmente se encuentran asintomáticos.

La Organización Panamericana de la Salud (OPS) informó que los tres casos fueron asociados a importación, cuya enfermedad fue contagiada por una persona infectada que vino de fuera del país, lo que es sustentado por la ausencia total de circulación del virus de sarampión en los últimos dos años en México. No hay tratamiento específico, el manejo es únicamente sintomático.

En 2017, la OMS registró 21,315 casos de sarampión y 35 defunciones tan solo en Europa, 400% más que el año anterior (con 5,273 casos). Los países más afectados fueron Italia, con 4 mil 803, y Rumania, con 4 mil 487 personas afectadas.

Además de que en el país no ha habido registro de casos de sarampión originados en el país desde 1996.

El hallazgo de estos casos asociados a importación demuestra la fortaleza del SINAVE, que permite detectar oportunamente los casos y actuar en consecuencia.

  • Montenegro Chinchilla