UE quiere más claridad de EU sobre aranceles y seguirá negociando excepción

La reunión, que ya estaba prevista, cobró mayor importancia debido al anuncio de Trump de un arancel del 25% a las importaciones de acero y del 10% a las importaciones de aluminio.

La Unión Europea, por su parte, se dijo lista para responder de la misma manera a los Estados Unidos; China también se ha pronunciado por una tentativa a implementar aranceles en materias primas agropecuarias como la soja, y Canadá, principal exportador de aluminio a Estados Unidos y forma parte del TLCAN, hizo evidente su preocupación y molestia.

La posibilidad de un enfriamiento de las tensiones geopolíticas entre Corea del Norte y Estados Unidos llevó a una menor demanda por divisas refugio y una recuperación para las monedas de economías emergentes.

La Cámara Nacional de la Industria del Hierro y del Acero (Canacero) pidió al gobierno de la República tomar medidas espejo a las que tomó Washington el jueves para evitar que México sea puente para la triangulación desleal de productos de acero a Estados Unidos.

Aunque el peso se apreció gracias a la exención, el nerviosismo de los participantes del mercado cambiario podría resurgir a principios de abril con la octava ronda de renegociación, pues la estrategia de Donald Trump es emplear los nuevos aranceles como medida de presión.

"Esperamos poder obtener la confirmación de la que la UE está exenta de esto", dijo la comisaria Cecilia Malmstroem a responsables políticos, expertos y reporteros en un acto del German Marshall Fund en Bruselas.

De acuerdo con la versión oficial el mandatario estadounidense "se comprometió a evaluar su pedido para que la Argentina sea exceptuada de cualquier medida restrictiva que afecte las exportaciones de acero y aluminio" a Estados Unidos.

Por su parte, el presidente argentino Mauricio Macri se comunicó telefónicamente con Trump para expresarle su "preocupación por el efecto negativo de estas medidas", detalló un comunicado de la presidencia de Argentina. Malmström reconoció que por ahora "no se nos ha aclarado el procedimiento de exenciones que seguirá Estados Unidos" para que los europeos queden exentos ni si finalmente conseguirán esa exención.

  • Monte Muniz