Arrancó la VIII Cumbre de las Américas

Los países participantes en la VIII Cumbre de las Américas celebrada en Lima, Perú, lanzaron ayer un llamado al régimen de Venezuela para que dé garantías de "un proceso libre, justo, transparente y democrático" en las elecciones presidenciales, y afirmaron que cualquier proceso que no cumpla esas condiciones carecerá de "legitimidad y credibilidad".

Al no viajar a Perú, el jefe de la Casa Blanca canceló también la que sería su primera visita a América Latina en casi 15 meses de Gobierno, tiempo en el que, sin embargo, ya estuvo en destinos más lejanos como Europa, Asia y el Medio Oriente.

"Reitero la convocatoria para conformar una alianza contra la corrupción, preventivo y disuasivo, y una política de tolerancia cero frente a los actos corruptos", expresó durante la apertura de la sesión plenaria de la Cumbre.

"Por eso los que hoy nos reunimos tenemos la firme voluntad de arribar a decisiones que prevengan y enfrenten de manera eficaz esta amenaza trasnacional, debemos unirnos para luchar contra la corrupción, que entorpece y obstaculiza los avances que hemos logrado como región", dijo.

Vizcarra destacó que la cumbre se realice en Perú en un momento en que, según dijo, su país comienza a "recuperarse" de una crisis política, derivada de la renuncia en marzo del expresidente Pedro Pablo Kuczynski por una denuncia de vínculos con la empresa brasileña Odebrecht.

Después de que fue aprobado el compromiso contra la corrupción, comenzaron los discursos de los mandatarios visitantes.

El presidente peruano también aseguró que la corrupción "no es episódica, sino que atraviesa a toda la sociedad" y que frente a ese panorama "se asoma una esperanza concreta" en el interés que tienen los ciudadanos en participar en la lucha contra la corrupción.

Asimismo, también se hace referencia al financiamiento de organizaciones políticas y se conviene "impulsar la adopción y/o fortalecimiento de medidas que muevan la transparencia, rendición de cuentas, contabilidad apropiada y bancarización de los ingresos y gastos".

Consolidar la autonomía e independencia de los órganos de control superior.

Se buscará en América el restringir el acceso a cargos públicos de personas condenadas por corrupción.

- Proteger a los servidores públicos involucrados en hacer cumplir la ley, la investigación, el enjuiciamiento y la sanción de los actos de corrupción.

A través del Mecanismo de Seguimiento de la Implementación de la Convención Interamericana contra la Corrupción (MESICIC) se buscará promover las buenas prácticas, capacidades y medidas orientadas a fortalecer los marcos jurídicos e institucionales para combatir la corrupción.

  • Leon Brazil