Arresto a dos hombres en Starbucks se viraliza y genera críticas

Starbucks ha arraigado en la sociedad estadounidense (y en otros países occidentales) vendiendo su imagen desde dos perspectivas: sus establecimientos funcionan como cafetería y como lugar de reunión para la comunidad, creando espacios acogedores con sillas cómodas con música moderna y Wi-Fi. No pidieron ninguna consumición, algo habitual entre los clientes de estos locales.

De acuerdo con Melissa DePino, testigo que filmó el incidente y publicó el video en su cuenta de Twitter, el personal de la cafetería llamó a la Policía por dos afroamericanos que esperaban a su amigo sentados en una mesa sin pedir nada.

Starbucks dice que los dos hombres negros arrestados en un local de Filadelfia la pasada semana han acordado reunirse con el presidente ejecutivo de la compañía, Kevin Johnson.

Los hombres, que no quieren ser identificados, habían pedido usar el baño, pero los empleados se lo negaron porque no habían comprado algo. "Es una lástima que (en) el año 2018 sigamos soportando este desastre", dijo Jeffrey Jordan, quien encabezó una protesta que congregó a docenas de personas. "Este país fue construido sobre las espaldas de los negros y ahora Starbucks nos va a tratar como si fuéramos de segunda clase". Tras ello, los hombres se habrían negado a irse. Una portavoz de Starbucks dijo que la tienda donde ocurrieron los arrestos tiene una política de que los baños son solo para los clientes.

"Las empresas se han dedicado a establecer el tipo de bonos emocionales y entrega de productos que creen que van a generar compromiso, lealtad y, en última instancia, beneficios", dijo Passikoff, de Brand Keys Inc.

Pese a ello, el mismo consejero de la firma aclaró que las prácticas y el entrenamiento de la compañía llevaron a un "mal resultado" y que el motivo de la llamada que trajo a la policía a la tienda era incorrecto. "El gerente de nuestra tienda nunca tuvo la intención de arrestar a estos hombres y esto nunca debió haber escalado como lo hizo", afirmó.

Johnson no aclaró exactamente las razones por las que la policía acudió al local, ni tampoco cuál habría sido la acusación contra los dos hombres. Los sujetos fueron víctimas de una detención "arbitraria" por parte de efectivos policiales, quienes esposaron y sacaron del local a los hombres sin importar la presencia de varias personas.

La Vanguardia y AP.

  • Monte Muniz