Ataque golpeó principal base iraní de Siria cerca de Damasco, según rebelde

Donald Trump agradeció este sábado a sus aliados por la participación en el "ataque perfectamente ejecutado" este viernes contra Siria. Gracias a Francia y a Reino Unido por su sabiduría y el poder de sus excelentes militares.

"En el cumplimiento de esta misión ningún país puede eludir su responsabilidad", continúa el texto.

Agregó que Estados Unidos confía en que los ataques militares habían "degradado significativamente su capacidad de usar armas químicas".

Trump aseveró que Washington está preparado para "mantener" la presión sobre Assad hasta que termine con lo que el mandatario estadounidense describió como un patrón criminal en el que usa armas químicas, prohibidas a nivel internacional, para matar a su propia gente.

El Pentágono informó que 105 misiles fueron disparados y que no había reportes de bajas de las fuerzas de la coalición y que en los sitios de los ataques había presentes "agentes químicos y nerviosos". Está previsto que el Departamento de Defensa ofrezca más detalles de la operación a lo largo de este sábado.

Por su lado, el Consejo de Seguridad de la ONU rechazó ayer una resolución presentada por Rusia para condenar el ataque lanzado en las últimas horas contra Siria.

Hasta el momento no se ha divulgado cuántas personas murieron como consecuencia de los ataques.

El presidente ruso, Vladímir Putin, señaló que su país "condena con la mayor seriedad el ataque a Siria" y que "con sus acciones, EE.UU. agrava aún más la catástrofe humanitaria en Siria, afecta a la población civil, y de hecho consiente a los terroristas que han estado atormentando al pueblo sirio durante siete años".

La pasada madrugada esos tres países occidentales atacaron posiciones gubernamentales en Siria, como represalia del presunto bombardeo químico de hace una semana en una área bajo control opositor de las afueras de Damasco.

ARABIA SAUDITA - El Ministro de Asuntos Exteriores de Arabia Saudita, Adel Jubeir, anunció que "Arabia Saudita ofrece su pleno apoyo a los ataques lanzados por los Estados Unidos, Francia y el Reino Unido en Siria, ya que constituyen una respuesta a los crímenes del régimen sirio".

"Si hubiese armas químicas no estaríamos aquí", afirma, irónico, Said Said, un ingeniero que trabaja en el centro situado en el barrio Barze del noreste de Damasco, en donde aún hay olor a quemado y humo desprendiéndose del edificio de tres pisos totalmente destruido.

Rusia, el aliado más poderoso de Siria, convocó una reunión del Consejo de Seguridad de la ONU y denunció que el objetivo fue echar por tierra los esfuerzos para alcanzar un acuerdo de paz.

Esta es la segunda vez que Trump decide un ataque sobre Damasco, ya que bombardeó con misiles una base aérea siria, el 7 de abril de 2017.

Kenneth McKenzie, director del Estado Mayor Conjunto, dijo: "hemos golpeado el corazón de la operación de armas químicas" y agregó que ninguno de los aviones o misiles involucrados en la operación fueron afectados con éxito por las defensas aéreas sirias o rusas.

  • Monte Muniz