China advierte a EUA sobre guerra comercial

Aviones de pasajeros: Pekín también aplicará los nuevos aranceles a los aviones comerciales de pasajeros, que en 2017 fueron la exportación más valiosa de EEUU a China alcanzando un valor de US$23 mil millones.

"Estados Unidos por un lado utiliza las sanciones como amenaza y por otro dice querer iniciar negociaciones, pero no sabemos cuál es el verdadero motivo tras esto", subrayó Geng, que insistió en que China responderá a las medidas proteccionistas de Estados Unidos con las contramedidas que sean necesarias.

Trump también volvió a criticar los acuerdos comerciales de Estados Unidos calificándolos de "horribles", y afirmó que el "país saldrá más fuerte" cuando hayan terminado las negociaciones.

El portavoz aseveró que "el pueblo chino siempre cumple sus promesas, nadie debe infravalorar nuestra decisión a la hora de salvaguardar nuestros derechos e intereses legítimos".

En un tweet, Trump dijo que cuando un vehículo fabricado en China se envía a Estados Unidos, el arancel es sólo de 2.5 por ciento, mientras que los automóviles estadounidenses exportados a China reciben un impuesto de 25 por ciento.

Beijing se ha comprometido a "contraatacar con gran fuerza" si Trump decide seguir adelante con su última amenaza de imponer aranceles sobre otros 100 mil millones de dólares en productos chinos, después de un anuncio anterior que apuntaba a 50 mil millones de dólares.

A pesar de la escalada de tensión que se ha producido recientemente entre China y EEUU por las respectivas imposiciones de aranceles, una "batalla" que desató el presidente Donald Trump, su homólogo chino mostró un tono no beligerante y no hizo ninguna mención directa a la situación comercial entre ambas potencias. Los socios comerciales de Beijing se quejan de que sus empresas exportan el excedente a precios muy bajos, poniendo en riesgo empleos en Estados Unidos y Europa.

"¿Eso suena a comercio libre o justo? No, suena a comercio estúpido", escribió el presidente estadounidense en Twitter.

China sostiene que el aumento del 25% en los aranceles a las importaciones de acero y el incremento del 10% en el caso del aluminio violan las leyes internacionales de comercio.

"El presidente (chino) Xi (Jinping) y yo siempre seremos amigos, pase lo que pase con nuestra disputa sobre el comercio".

Lo realmente sorpresivo, incluso para un taimado como Trump, ha sido que China ni ha entrado en rebato, ni delira en lamentos, y simplemente, con la aplastante mesura de siempre, con una astronómica deuda norteamericana en mano (superior al medio billón de dólares), y con la certeza de un poderío económico decisivo en el mundo de hoy, no esperó mucho en poner los puntos sobre las íes.

  • Leon Brazil