FMI prevé continuidad de crecimiento económico moderado en América Latina

En el documento presentado hoy, el Fondo situó el crecimiento mundial en un más que saludable 3,9 % tanto para 2018 como para 2019, unas cifras que coincidieron con la última revisión presentada en enero.

El FMI apunta ahora a un crecimiento del 2,4% en 2018 (dos décimas más que en su anterior previsión de enero) y del 2,0% en 2019 (igual que en enero).

Los datos fueron dados a conocer esta mañana en Washington, durante la presentación del informe semestral de la entidad, World Economic Outlook (WEO), en el marco de la Asamblea Anual Conjunta del FMI y del Banco Mundial.

Estimó que hasta ahora la implementación de ciertos aspectos de las reformas en sectores como el de energía, finanzas y telecomunicaciones, han tenido un progreso favorable.

El Fondo Monetario Internacional (FMI) subió su proyección de crecimiento económico de América Latina al revisar al alza los cálculos para Brasil, al tiempo que los de México se mantuvieron sin cambios y los de Argentina fueron ajustados por el impacto de la sequía.

Sin embargo, consideró que al edificar sobre los avances en estas áreas, la prioridad la deberán dictar aquellas iniciativas que permitan eliminar las limitaciones en inversión y elevar el crecimiento en el mediano plazo. Los países de la Alianza del Pacífico acelerarán su dinamismo también para 2018.

Aparte, el informe dijo que Argentina requería una política monetaria ajustada para anclar las expectativas de inflación, agregando que "se necesitarán recortes adicionales del gasto público primario para lograr las metas de déficit y abrir espacio a reducciones adicionales de la carga impositiva". "A partir de entonces, el crecimiento se configurará para recuperarse gradualmente a 3,3% en el mediano plazo", explicó el reporte.

Proyecta que el índice de precios al consumidor en Venezuela para 2018 será de 13.864,6% y de 12.874,6% para 2019, la cifra más alta de la región.

De hecho, el FMI prevé que la inflación en Venezuela ronde el 14.000 por ciento en 2018, alimentada por la pérdida de confianza en la moneda nacional, una situación acrecentada por el colapso en la producción de petróleo y su exportación.

El BCE prevé una inflación del 1,5% en 2018 y del 1,6% en 2019. El desempleo se espera que pase del 27,1% de 2017 al 33,3% en 2018, para alcanzar el 37,4% en 2019.

El FMI estima que hacia fines del corriente año la inflación en la Argentina se ubicaría en 19,2%, con una baja respecto del 24,8% correspondiente al año pasado.

Venezuela, el país con las mayores reservas petroleras del mundo, tuvo "un deterioro más rápido de lo esperado" en su producción, que era de 2,38 millones de barriles diarios (mbd) de crudo en 2016.

Solo aparecen buenas previsiones para la economía chilena.

  • Monte Muniz