Intento de fuga en cárcel de Brasil deja 20 muertos

Este incidente ocurrió en la región metropolitana de Belén, capital del estado amazónico de Pará, en el norte de Brasil.

Fue en ese momento cuando se desató "un intenso intercambio de tiros entre el equipo que realizaba el intento de rescate en apoyo externo, parte de los custodiados y el equipo del Batallón Penitenciario", detalló.

Aunque las autoridades en principio confirmaron 20 muertos, el portal de noticias Globo.com afirmó que eran al menos 23: un guardiacárcel, ocho personas que intentaron invadir el presidio, y 14 presos.

Otros cuatro agentes de seguridad resultaron heridos, y uno de ellos se encuentra en estado grave.

Brasil tiene desde hace años problemas de descontrol con sus prisiones, muchas de las cuales están sobrepobladas y controladas por el crimen organizado.

Todo comenzó cuando un grupo de hombres armado intentó ingresar al Centro de Recuperación Penitenciario de Pará III para intentar ayudar a la fuga de los presos, que iniciaron el motín, informaron fuentes oficiales.

Las autoridades carcelarias incautaron dos fusiles, tres pistolas y dos revólveres que aparecieron junto a los cuerpos de los presos y de los atacantes muertos.

El Complejo de Santa Izabel alberga a 659 internos pese a que su capacidad es para 432 reclusos y, además del elevado hacinamiento, sus condiciones sanitarias son consideradas como deficientes por las organizaciones de defensa de los derechos humanos.

En enero del 2017 el país vivió uno de los peores hechos de estas características, cuando en el Complexo Penitenciário Anísio Jobim, en la ciudad amazónica de Manaus, 56 presos murieron en una lucha entre grupos rivales.

  • Leon Brazil