La cantante trans Conchita Wurst confiesa que tiene el virus del VIH

Sobre sus motivos para hacerlo público, sostuvo que venía siendo víctima de un chantaje de un ex novio, que le dijo que iba a contar esta información. Esto es irrelevante para el público, pero un exnovio me amenaza con hacer pública esta información y no le daré derecho al asustarme ni a influir en mi vida en el futuro.

Además dijo, que hablar con la verdad siempre va ser mejor, a que alguien hable por ti: "Salir es mejor que ser descubierto por terceros". El cantante travesti austriaco se popularizó luego de ganar el concurso de Eurovisión en 2014 vestido de mujer y con barba.

Austria ganaba el concurso por primera vez desde que Udo Jürgens lo hiciese en 1966.

Conchita dijo que lleva años recibiendo tratamiento médico y que se siente sana y fuerte. Además, se convirtió en una solicitada artista que acude, entre otros, a los desfiles de moda de París y siempre difunde un mensaje de paz, tolerancia y justicia.

Durante los dos, tres años siguientes al triunfo en Eurovisión, Conchita ha estado muy solicitada, pero el entusiasmo se moderó, aunque sigue con la música y también haciendo publicidad.

Espero contribuir a la valentía y dar un paso más en contra de la estigmatización de las personas que se han infectado por el VIH, ya sea a través de su propio comportamiento o sin tener ninguna culpa.

Hasta la fecha, Conchita no lo había querido tratar en público para ahorrale a su familia la atención mediática que ello conlleva.

"En segundo lugar, es una información que creo que es principalmente relevante para aquellas personas con quienes el contacto sexual es una opción", ha añadido a sus argumentos.

  • Gilberto Valderrama