La OPAQ empieza a investigar el presunto ataque químico en Siria

- El Gobierno sirio aseguró hoy que ha ofrecido todas las facilidades para que el equipo investigador de la Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ) que se dirige allí lleve a cabo su labor. "Los resultados de la investigación revelarán las alegaciones mentirosas", añadió.

El sábado, la OPAQ, una organización con sede en La Haya, explicó continuaría investigando el presunto ataque químico en Duma pese a los bombardeos de Estados Unidos, Francia y Reino Unido en Siria.

Las potencias occidentales sostienen que hubo un ataque en el que se emplearon cloro y gas sarín y mató a decenas de personas.

Misiles estadounidenses, franceses y británicos destruyeron la madrugada del sábado sitios sospechosos de almacenar y desarrollar armas químicas, pero los edificios estaban en gran parte vacío y el trío occidental mostró sus intenciones de volver a la diplomacia.

"Para todos está claro que la acción militar ocurrió un día antes de la fecha en que los inspectores de la OPAQ, que ya habían llegado a Beirut, se tenían que trasladar hasta el supuesto sitio de los hechos", precisa el canciller ruso, Serguéi Lavrov, en relación a la intervención militar de Washington y sus aliados en Siria y al lugar donde se produjo el supuesto ataque químico, o sea, en Duma.

"Nosotros somos los primeros interesados en poner fin a estas acciones ilegítimas respecto al uso de armas químicas", pero la respuesta "fue la misma" que hace un año: "dijo que 'es un secreto, no podemos facilitar estos datos'", ha expuesto Lavrov.

Según funcionarios estadounidenses, en la operación del sábado participaron tres destructores estadounidenses, una fragata francesa y un submarino estadounidense localizados en el mar Rojo, el Golfo y el Mediterráneo oriental; así como aviones de combate de las tres potencias.

En un borrador de resolución del que la AFP obtuvo una copia, el Consejo de Seguridad de la ONU, que se reunió de emergencia el sábado, solicita la entrega de ayuda humanitaria sin obstáculos y la aplicación de un alto el fuego, además de pedir que Siria se comprometa en las conversaciones de paz apadrinadas por la ONU.

Según el Pentágono, fue una represalia puntual por el presunto ataque químico en Duma -que tanto Damasco como Moscú han calificado de una provocación- y por ahora no se prevén más bombardeos.

  • Leon Brazil