Miles de personas reclaman en Barcelona la liberación de los presos independentistas

"Como no pueden descabezar el independentsimo, como dijo la propia vicepresidenta del gobierno Soraya Sáenz de Santamaría, lo intentan hacer judicialmente", dijo a AFP Roser Urgelles, una profesora de 59 años.

"Los manifestantes portaban esteladas (banderas independentistas) y pancartas en catalán con los lemas "Libertad presos políticos" y "¡Basta de rehenes!", y se oían cánticos de "Puigdemont es nuestro presidente", en referencia al expresidente regional Carles Puigdemont, quien se encuentra en Alemania a la espera de si la justicia local atiende una petición española de extradición. "Continuaremos siendo pacíficos", añadió la manifestante.

Se les acusa de rebelión, un cargo pasible de 30 años de prisión que implica la noción de alzamiento violento, y a algunos también de malversación de fondos, por la organización del referendo ilegal de independencia del 1 de octubre.

Entidades sociales y culturales, sindicatos y partidos políticos saldrán a la calle para pedir la liberación de los políticos independentistas presos: Jordi Sánchez y Jordi Cuixart (181 días en prisión preventiva), Oriol Junqueras y Joaquim Forn (164 días) y Raül Romeva, Carme Forcadell, Dolors Bassa, Jordi Turull y Josep Rull (23 días).

"Ha habido tensiones (entre los afiliados), como en el conjunto de la sociedad catalana", comentó el sábado a AFP Camil Ros, secretario general de UGT en Cataluña.

A juicio del líder de Catalunya en Comú-Podem, Xavier Doménech, la 'movilización transversal' de este domingo en la capital catalana es el camino para recuperar los derechos y libertades, que se están perdiendo, denunció, por la regresión democrática del Estado español. "Nosotros creemos que es el momento de tender puentes; el problema de Cataluña no se tiene que resolver en los juzgados sino con el diálogo y la política".

La decisión fue un golpe para la justicia española, y el jueves, fiscales españoles entregaron elementos adicionales a sus homólogos alemanes para acreditar la causa por rebelión y lograr así que Puigdemont sea entregado por este cargo.

Al finalizar la marcha, hacia las 13.45 horas, representantes de las entidades convocantes han leído un manifiesto y familiares de Jordi Sànchez y Jordi Cuixart, sendas cartas escritas por ambos desde la prisión dirigidas a los manifestantes.

Sánchez fue dos veces candidato a presidente de la comunidad autónoma de Cataluña tras las elecciones regionales del 21 de diciembre de 2017, pero el juez Llarena le denegó el permiso de libertad para presentarse a la elección por riesgo de "reiteración delictiva".

Aparte de rebelión, el exdirigente está acusado de malversación, en relación con la organización del referéndum del 1 de octubre.

  • Leon Brazil