Murió un bebé en Tupungato y sus padres quedaron detenidos

El bebé, que nació en un parto domiciliario en el paraje Maillín Ahogado, a unos 15 kilómetros de El Bolsón, está internado hace una semana y el director del hospital, Oscar Panomarenko, dijo a medios rionegrinos que, según diagnósticos médicos, presentaba "un cuadro de meningitis" que podría derivar en "consecuencias neurológicas de por vida".

Eran cerca de las 5 del domingo cuando la joven pareja irrumpió en el hospital Las Heras con el pequeño de 1 año y 10 meses en sus brazos. Al instante, los médicos descubrieron que el niño no sólo había muerto sino que también tenía numerosas heridas en el abdomen, en su frente y en su ojo.

Ante la sospecha de un posible maltrato, los profesionales de la salud intervinientes dieron aviso a la Policía y posteriormente, la Justicia dispuso la detención de los jóvenes, de 22 y 23 años, para determinar la posible responsabilidad en el fallecimiento de su hijo.

Por otro lado, la imputación a los padres y responsables por la situación del bebé tiene que ver con el "ejercicio ilegal de la medicina, clandestinidad, irresponsabilidad y vulneración de los derechos del niño" debido a las condiciones del alumbramiento y porque no recibió la vacuna a los dos meses del nacimiento. En las próximas horas se realizarán las pericias correspondientes y la necropsia al cuerpo del pequeño para precisar la causa de muerte y el origen de las lesiones.

En el hecho intervino la Oficina Fiscal de la Comisaría 20º de Tupungato.

  • Leon Brazil