Putin considera ataque a Siria como agresión contra estado soberano

El Kremlin se limitó a convocar a una sesión urgente del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas -a sabiendas de que, por la correlación de fuerzas en esa instancia, sería muy difícil lograr la mayoría para aprobar una resolución de condena a los bombardeos en Siria-, pero no recurrió a su fuerza militar para frenar la agresión contra el país árabe como sugerían algunos generales del Estado Mayor del ejército ruso.

Cualquier daño en las instalaciones de Rusia podría iniciar una inmediata ofensiva por parte del gobierno de Vladimir Putin, pero una vez finalizado el ataque, el ministerio de Defensa de Rusia confirmó que los ataques desplegados por EEUU, Reino Unido y Francia no golpearon las áreas cercanas a sus bases. "Se cometió un acto de agresión contra un Estado soberano que está a la vanguardia de la lucha contra el terrorismo", agregó.

"Con sus acciones", señaló Putin en un comunicado, "Estados Unidos empeora aún más la catástrofe humanitaria en Siria, lleva el sufrimiento a la población civil, y de hecho, consiente a los terroristas que torturan desde hace 7 años al pueblo sirio".

Por el momento Rusia no reaccionó a estas declaraciones, pero el embajador ruso en Washington, Anatoli Antonov, consideró que los ataques de los Occidentales eran un "insulto al presidente ruso".

A juicio del presidente ruso, la actual escalada militar en torno a Siria "surte un efecto destructivo sobre el conjunto de las relaciones internacionales". "Ya endosó en Washington el peso de la responsabilidad por las represiones sangrientas en Yugoslavia, Irak y Libia", añadió. No han escuchado nuestras advertencias.

Según Putin, los expertos militares rusos que inspeccionaron la localidad no hallaron restos del ataque, y criticó a Estados Unidos y a sus aliados por emprender la ofensiva sin esperar a que los inspectores de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas visiten la zona.

La primera ministra británica Theresa May defendió este sábado la operación militar aliada contra el régimen sirio de Bashar Al Asad como un "claro mensaje" contra el uso de armas químicas, unas semanas después de que se usarán en suelo inglés. La información la dieron a conocer las ONG que acusaron al gobierno sirio de Bashar al Assad como responsable del evento que habría dejado decenas de víctimas fatales.

  • Leon Brazil