Absuelven a la maestra que tuvo un bebé con un alumno

"Acá pudimos comprobar que había madurez sexual del adolescente", manifestó. "Hubo un enamoramiento del chico", detalló el fiscal.

La relación amorosa entre una mujer de 23 años y un menor de 14 es un hecho atípico pero no necesariamente constituye un delito que deba resolverse en el ámbito penal.

Actualmente, el adolescente tiene 17 años, la docente tiene 26 y la hija de ambos, 2; la pequeña continuará viviendo con su mamá. "Él se lo había contado a un familiar, al abuelo, que lo había incitado a seguir y le dijo aprovechá es una cuestión de hombres (acostarse con la maestra)", agregó el fiscal sobre las pericias que se le realizaron al menor en cámara Gesell. "La chica conoce a su actual pareja y esto motiva, a mi entender de despecho, a la denuncia de la familia del niño".

Todo comenzó en 2015, cuando los padres del chico que por entonces tenía 14 años decidieron acudir a una maestra particular para que reforzara los conocimientos y mejorara su rendimiento escolar. Y concluye: "El menor se encontraba en situación de vulnerabilidad, fácilmente influenciado y alta posibilidad de ser inducido". Y concluyó: "El alumno sigue enamorado de la maestra". En el mismo sentido, el fiscal de la cámara Oscar Sivori señaló que "es delito cuando existe aprovechamiento".

La maestra estuvo procesada por el delito de estupro, que prevé una pena de entre 3 y 6 años en prisión.

De acuerdo con el relato de la maestra, el 15 de enero de 2014 tuvieron relaciones por primera vez en la habitación de la casa de él.

En otro tramo del expediente, el menor explica cómo se enteró que iba a ser padre: "Un día, vino a la casa y me dijo que estaba embarazada y que el padre de ella la había echado". Allí empezaron los problemas.

Volvamos a Palmira: pasaron meses de convivencia, un día la maestra fue mamá de una nena y aunque la pareja siguió unida, poco a poco comenzaron algunas diferencias y peleas que desembocaron en el alejamiento de la mujer. Para la Justicia mendocina la maestra es inocente, la relación fue consensuada y consentida por familiares.

Pero en las últimas horas, la Justicia entendió que el alumno era "maduro sexualmente" y que fueron relaciones "consentidas y con el aval de parte de la familia del adolescente".

  • Leon Brazil