Así quedan las deudas del exfiscal Moreno en el país

Hacia el mediodía de este jueves y desde un hangar de la DEA en Catam, despegó una aeronave que llevaba entre sus pasajeros a Luis Gustavo Moreno junto al que alguna vez fue su amigo cercano, el abogado Leonardo Pinilla.

Moreno fue trasladado hasta los hangares de la Policía Antinarcóticos de Colombia en el noroeste de Bogotá, donde firmó documentos relacionados con su extradición y posteriormente fue entregado a oficiales de la Administración para el Control de Drogas de Estados Unidos (DEA).

Las conversaciones entre los implicados se llevaron a cabo en Miami, por lo que una corte de Florida asumió el caso del exfiscal.

Durante la audiencia, el exfiscal anticorrupción manifestó su deseo de seguir colaborando con la justicia, se despidió de su mamá y abandonó el complejo judicial fuertemente custodiado por agentes del CTI, Inpec e Interpol.

"El principio de oportunidad se rige parcialmente sobre los delitos en los cuales Luis Gustavo Moreno Rivera no aceptó su responsabilidad penal", explicó el juez del caso.

Su interés en que se le otorgara esto consiste en colaborar como testigo clave y brindar información sobre el Cartel de la toga, a cambio de recibir inmunidad parcial por los delitos de concierto para delinquir, cohecho, tráfico de influencias de particular y utilización indebida de información oficial privilegiada. Actualmente, el exfiscal se encuentra a disposición de la DEA para su extradición a Estados Unidos.

El fiscal de conocimiento indicó que la presunta estructura criminal concertó decisiones judiciales a favor de congresistas y otros funcionarios investigados.

  • Leon Brazil