Capturado el alcalde y ahora el hijo, en Buenaventura hay preocupación

Tras la captura a mediados de abril del alcalde de Buenaventura, Eliécer Arboleda Torres, en un proceso por manejo de contratación, su hijo, Eliécer Arboleda Riascos, fue detenido en la mañana de este lunes por presuntamente haber participado en actos de corrupción. Así mismo, fueron aprendidos la empleada doméstica del hogar y un guarda de tránsito.

La investigación de la Fiscalía confirmó que Arboleda Riascos y su esposa habrían adquirido dos bienes inmuebles en Cali (Valle del Cauca) por $605 mil millones.

Los delitos son lavado de activos, enriquecimiento ilícito y concierto para delinquir. Sin embargo, al parecer, utilizaron a terceros, en este caso a la empleada doméstica y al guarda de tránsito quienes habrían prestado sus nombres para figurar como los propietarios de dichos bienes.

Las cuatro personas involucradas en estos hechos fueron capturadas en diligencias cumplidas por investigadores del CTI de la Fiscalía y la Sijin de la Policía Nacional. Para el mes de noviembre de 2016 habrían comprado en Cali un bien por valor de $420.000.000.

En el año 2017, al parecer, adquirieron otro por $180.000.000. En las próximas horas, el fiscal de conocimiento los presentará ante un juez de control de garantías de Buenaventura para su respectiva judicialización.

Y como si ese escándalo no fuera suficiente, a la reciente trama de corrupción que salpicó al alcalde, se agrega que uno de los once capturados por el robo de los dineros de las obras en el hospital, murió en circunstancias extrañas mientras esperaba el juicio de legalización de captura y definición de la medida de aseguramiento que se le impondría.

  • Leon Brazil