Denuncias sobre contrataciones pretenden enlodar éxito — Juegos Suramericanos

El miércoles, el senador de la opositora Unidad Demócrata (UD), Oscar Ortiz, anunció que presentará al Ministerio de Justicia documentos sobre supuestas irregularidades en la firma de 201 contratos, por un valor de 119 millones de bolivianos, en los últimos cuatro meses, para la organización de los Juegos Suramericanos.

Jiménez aseveró que los procesos de contratación directa en los países son legales, cuando se cumplen todos los requisitos, tal como es el caso del Gobierno, que aprobó el 15 de febrero de 2017 un decreto para que el comité organizador de los juegos haga contrataciones directas para la construcción de la infraestructura deportiva.

"En 17 de estos procesos se otorgaron contratos de bienes y servicios por 46 millones de bolivianos en los cuales se presentaron un solo proponente", denunció el legislador en conferencia de prensa. Un contrato es sobre la adquisición de equipamiento deportivo para esquí náutico y estructuras deportivas complementarias por 1.249.320 de bolivianos.

En ese marco, Ortiz pidió a la Contraloría realizar una auditoría a los contratos que adjudicó Codesur para identificar las irregularidades, más aún porque se trata de recursos del Estado.

Sobre estas primeras denuncias no se conoció la postura del ministro de Deportes, Tito Montaño, quien ayer tras salir de la reunión de gabinete evitó hacer declaraciones a los periodistas que lo esperaban.

Panamá, además, buscará en Cochabamba cupos directos para los Juegos Panamericanos del próximo año en Lima, Perú, en deportes como el atletismo, boliche, karate, lucha, pentatlón moderno, tiro, triatlón y natación.

La comisión determinará si hubo o no alguna irregularidad en el proceso de adjudicación a la empresa Kronopios, del exministro de Culturas, Pablo Groux, y Arte Bolivia SRL.

  • Leon Brazil