Giuliani: Mueller ha reconocido que no puede imputar a Trump

"No pueden imputar. Al menos nos lo reconocieron tras algo de discusión, nos lo reconocieron", afirmó Giuliani a la cadena televisiva CNN.

La decisión de no imputar al presidente está sustentada en que el equipo del fiscal especial Robert Mueller podría estar acatando una interpretación del Departamento de Justicia según la cual un presidente en funciones no puede ser imputado, pues esto interferiría en sus responsabilidades constitucionales.

El polémico abogado recordó que son los informes del Departamento de Justicia los que impiden imputar delitos a un presidente: "tienes que hacerle un impeachment (juicio político)" a través del Congreso, dijo Giuliani como única opción. "Ha habido un momento en el que se ha producido una pequeña disputa sobre ello, pero han reconocido que entienden que no pueden violar las normas del Departamento de Justicia", ha aclarado Giuliani.

"Entonces, ¿con qué les deja esto?"

"No tenemos que cumplir", dijo Giuliani, ex alcalde de Nueva York, en el programa "This Week" de ABC y añadió "él es el Presidente de Estados Unidos". "Ha pasado un año".

Además, la Casa Blanca ha entregado a Mueller 20.000 páginas de documentos, mientras que la campaña de Trump ha hecho lo propio con 1,4 millones de documentos. "Hemos torturado suficiente a este presidente", agregó describiendo la pesquisa como "un gran peso" sobre la espalda del mandatario.

Giulani y Jay Sekulow, otro abogado de Trump, señalaron que estaban "inclinados" en sugerir a su cliente que debería evitar hablar con el fiscal especial.

Los abogados de Trump quieren que parte de la entrevista con Mueller sea por escrito para evitar que el mandatario cometa algún error en sus respuestas debido a su carácter explosivo. El exasesor de Seguridad Nacional de Trump, Michael Flynn, y el subdirector de su campaña, Rick Gates, se han declarado culpables y están colaborando con la pesquisa.

Hoy, 17 de mayo, se cumple un año ya del nombramiento del fiscal para investigar la presunta injerencia del Kremlin en las elecciones a la Casa Blanca, de noviembre de 2016.

Trump ha negado repetidamente que su campaña se haya confabulado con Rusia para lograr su elección y ha denunciado la investigación de Mueller como una "caza de brujas".

  • Leon Brazil