Gobierno de Nicaragua autoriza a CIDH observar situación de derechos humanos

Honorable señor Abrão ante los sucesos ocurridso en Nicaragua las últimas semanas y sobre los cuales ustedes se ha pronunciado, nosotros los abajo firmantes expresamos que es indispensables que un equipo de la Comisión Interamericana de los Derechos Humanos (CIDH) visite nuestro país para conducir una investigación, evaluación y diagnóstico en el terreno de las denuncias de violencias, persecución, represión muertes suscitadas desde el 18 de abril del 2018 y que continúan a la fecha.

El Gobierno autorizó este ingreso de la CIDH -una de las principales condiciones de la Iglesia para avalar una mesa de diálogo- a través de una carta remitida este domingo por el canciller nicaragüense, Denis Moncada, al secretario ejecutivo de esa comisión, Paulo Abrao, y divulgada hoy.

El secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), Luis Almagro, publicó este lunes en su cuenta de Twitter la carta del Ministerio de Relaciones Exteriores de Nicaragua, en la que acepta la petición de la CIDH de hacer una visita al país para entrevistarse con miembros del Gobierno y la sociedad civil.

Pese a los constantes llamados de estudiantes, empresarios, obispos y otros sectores de la sociedad civil, el gobierno de Nicaragua todavía no invita formalmente al país a la CIDH para investigar las más de 50 muertes ocurridas desde el 19 de abril.

De la manera más atenta me dirijo a Usted, en ocasión de referirme a sus comunicaciones del 26 de abril y 10 de mayo del presente, en la que comunica: "Tengo el honor de dirigirme a Su Excelencia en nombre de la Comisión Interamericana de Derechos Humanos (CIDH), en particular de la nueva Relatora para Nicaragua, Comisionada Antonia Urrejola, de realizar una visita de trabajo a Nicaragua con el objeto de observar la situación de derechos humanos del país". Los comisionados realizaron 25 reuniones bila- terales y 22 encuentros adicionales con organizaciones de la sociedad civil de toda la región.

Las protestas contra el Gobierno de Nicaragua comenzaron hace casi un mes por la reforma de la Seguridad Social que planteaba Ortega y, aunque dio marcha atrás, el reclamo social pasó a otro nivel y los manifestantes piden la renuncia del presidente, después de 11 años en el poder, con acusaciones de abuso de poder y corrupción.

  • Leon Brazil