Hombre ebrio dañó la obra Iván el Terrible y su hijo

Esto lo retrató en su obra renacentista Iván el Terrible y su hijo el pintor ruso Iliá Repin.

El hombre rompió el vidrio de protección del cuadro con una barrera metálica dañando gravemente el lienzo de la pintura.

Como resultado, el lienzo se rompió en tres lugares de la parte central de la obra, sobre la figura del príncipe (el hijo de Iván el Terrible).

El viceministro de Cultura, Vladimir Aristarjov, declaró el lunes en rueda de prensa que espera que el culpable reciba "la pena más severa posible", añadiendo que "tres años (de cárcel) no es nada comparado con el valor de esta pintura". Justo antes del cierre de la galería Tretiakov de Moscú, el detenido habría roto el cristal que protege esta obra conocida mundialmente, en la que se puede observar al zar, que reinó de 1547 a 1584, matando a su hijo en un ataque de rabia.

En un video difundido en las redes sociales, el vándalo asume la responsabilidad por el ataque y lo atribuye a los efectos del alcohol.

"Vine para ver (el cuadro), entré a las 20.00 horas y ya me estaba yendo, bebí 100 gramos de vodka en la cafetería y. como normalmente no bebo vodka, me volví loco", dijo el detenido que, según indicó una fuente policial, es residente de la ciudad de Vorónezh.

  • Gilberto Valderrama