Intercambio de fuego entre Israel y las milicias de Hamás en Gaza

En un inusual comunicado conjunto emitido este martes, las Brigadas Ezzedin Al-Qassam y las Brigadas Al-Quds, brazos armados del Movimiento de la Resistencia Islámica de Palestina (HAMAS) y del movimiento de la Yihad Islámica Palestina, respectivamente, han anunciado su "responsabilidad en los ataques contra posiciones militares y asentamientos sionistas que rodean la Franja de Gaza", ataques que fueron una respuesta a las agresiones israelíes.

Israel respondía al lanzamiento esta mañana de 28 morteros, atribuido a la Yihad Islámica, que hicieron sonar la sirenas antiaéreas en Israel, disparos que se repitieron pasadas las 14.00 de la tarde (11.00 GMT) ante lo que las autoridades llamaron a la población israelí a protegerse en los refugios y no estar a más de 15 segundos de distancia de lugares protegidos.

El Ministerio de Defensa israelí inició este domingo los trabajos de construcción de una barrera submarina en la delimitación marítima con la Franja de Gaza con el fin de "prevenir infiltraciones" de Hamás y "frustrar sus objetivos", según declaró el titular de Defensa, Avigdor Lieberman.

Por ahora ningún grupo palestino se ha responsabilizado del ataque desde Gaza, el más intenso desde el 2014.

"Esta es definitivamente la mayor lluvia de cohetes y morteros desde el verano del 2014", dijo hoy el portavoz militar teniente coronel Jonathan Conricus, quien destacó que también se trata "de la mayor respuesta o ataque del Ejército".

Desde el 30 de marzo, Hamás se abstuvo de lanzar cohetes y prohibió a otras organizaciones terroristas en la Franja llevar a cabo ataques para no dañar la narrativa de una lucha popular palestina contra francotiradores israelíes. Informes anteriores indicaron que las FDI atacaron el este de Gaza con fuego de artillería.

El "Barco de la Libertad" partió con 17 pasajeros, entre ellos heridos de protestas, pacientes con necesidades urgentes y estudiantes graduados desempleados, que portaban maletas y se despidieron con lágrimas de sus familiares antes de embarcar.

"No puedo soportar el dolor en la pierna y en Gaza no hay tratamiento médico adecuado". No se registraron heridos en el incidente.

  • Leon Brazil