La ciudad más contaminada de América — Coyhaique

Tras un estudio a 4.375 ciudades de 108 países para evaluar los niveles de contaminación del mundo, la Organización Mundial de la Salud (OMS) reveló que seis ciudades chilenas se encuentran dentro del Top 20 de las ciudades más contaminadas en América.

La contaminación es responsable de siete millones de muertes al año. "Si no adoptamos medidas urgentes contra la contaminación del aire, el desarrollo sostenible será una simple quimera", insistió el referente de la entidad.

Estas sustancias que hay en el ambiente causan enfermedades por penetrar en los pulmones y el sistema cardiovascular, algunas de ellas son accidentes cerebrovasculares, cardiopatías, cáncer de pulmón, numopatía obstructiva crónica e infecciones respiratorias como neumonía.

Según la OMS, son más de 7 millones de personas las que mueren prematuramente todos los años por la contaminación del aire y en la vivienda, donde más de 300.000 son en América.

Aproximadamente 3.000 millones de personas -más del 40% de la población mundial- siguen sin tener acceso a combustibles y tecnologías de cocción limpios en sus hogares, lo que constituye la principal causa de contaminación del aire doméstico.

La OMS reconoce que la contaminación del aire es un factor de riesgo crítico para las enfermedades no transmisibles (ENT), ya que se estima que causa una cuarta parte (24%) de todas las muertes de adultos por cardiopatías, el 25% de las muertes por accidentes cerebrovasculares, el 43% de las muertes por neumopatía obstructiva crónica y el 29% de las muertes por cáncer de pulmón.

Las principales fuentes de contaminación del aire por partículas son el uso ineficiente de la energía en los hogares, la industria, los sectores de la agricultura, el transporte y las centrales eléctricas de carbón. Las tormentas de arena, en particular en las regiones situadas a proximidad de un desierto, tienen también una influencia en la calidad del aire, según la OMS.

El 10 de enero de 2018, la ONU y la OMS firmaron un acuerdo para combatir la contaminación atmosférica, el cambio climático y la resistencia a los antimicrobianos, así como mejorar la coordinación en gestión de residuos y productos químicos, calidad del agua, alimentación y nutrición.

  • Montenegro Chinchilla