"La tasa de mortalidad infantil y materna han bajado" — Vidal

Por octavo año consecutivo volvió a bajar en la Provincia de Buenos Aires la tasa de mortalidad infantil.

El año pasado la Vidal había anunciado una baja en la mortalidad materna en situación de embarazo o parto durante 2016 y que, con ello, se había logrado revertir una curva que se encontraba en crecimiento desde los años 2014 y 2015.

En el comienzo de la conferencia, Vidal habló de la herencia recibida en materia de salud y resaltó que "aún hay muchas deudas, pero la baja de estas cifras demuestra que estamos mejorando. Pudimos recuperar los fondos para que los hospitales tengan medicamentos e insumos".

La mandataria manifestó que "cada una de estas políticas sociales, trabajar sobre las familias, mejorar las políticas sociales en el primer año de vida, ayuda a disminuir la mortalidad infantil y la mortalidad materna", y afirmó que "creemos en el sistema público de salud, que atiende casi al 60% de los que vivimos en la provincia de Buenos Aires".

El año pasado se registraron en territorio bonaerense 229 (8,5%) muertes menos en niños de hasta un año de edad.

Según datos oficiales, en el 2013 se registraron 88 muertes maternas, 100 en 2014, 111 en 2015 y 90 en el 2016. Hemos recorrido un camino de mejorar y poner en valor ya terminada la mitad de las guardias de los hospitales públicos.

Para el seguimiento y cuidado integral de la madre y el recién nacido, el Gobierno realiza un trabajo de regionalización con el objetivo de garantizar que haya servicios de maternidad y neonatología en todas las regiones sanitarias. "Y a su vez esos servicios están categorizados en distintos niveles de complejidad para poder darle la atención necesaria a cada caso, desde el más simple hasta el más complejo", explicó Scarsi. Recordó que una madre embarazada puede hacer su primera consulta en los centros de atención primaria de la salud (CAPS) -cuyo personal fue especialmente capacitado por el ministerio-, lugar donde se deriva a las futuras mamás a través de corredores sanitarios, según la dificultad de cada caso. "En el caso de los bebés prematuros se realiza un seguimiento durante los primeros seis meses de vida", dijo, y reveló que solo el 20% de los nacidos tiene algún tipo de riesgo de vida.

  • Leon Brazil