Misión a Marte: la NASA enviará un helicóptero autónomo

El fuselaje del helicóptero tiene el tamaño de una pelota de softball porque de todos modos será controlado de manera remota.

La NASA anunció que en su misión "Mars 2020 rover" que despegará en julio de ese año con destino al planeta rojo estará enviando un "pequeño helicóptero autónomo" para "demostrar la viabilidad y el potencial de vehículos más pesados que el aire" en la atmósfera del cuarto planeta del Sistema Solar. La intención es que viaje desde la tierra junto con el rover Mars 2020, robot sobre ruedas que tiene el propósito de buscar la habitabilidad de dicho planeta. "La Nasa está orgullosa de su historia de pionera", dijo el jefe de la agencia espacial, Jim Bridenstine, a través de un comunicado.

"La idea de un helicóptero volando por los cielos de otro planeta es emocionante".

El proyecto para crear un helicóptero capaz de volar en Marte comenzó en agosto de 2013 en el Laboratorio de Propulsión a Reacción (JPL, por sus siglas en inglés) de la agencia estadounidense. "La atmósfera de Marte es solo un uno por ciento de la de la Tierra, así que cuando nuestro helicóptero está en la superficie marciana, ya está en un equivalente a 100,000 pies de altitud terrestre", explicó Mimi Aung, gerente de proyecto de Mars Helicopter.

El diminuto helicóptero esconde varios ases bajo la manga, como unos paneles solares que tendrán que ser los encargados de que el aparato cargue sus baterías de litio y un mecanismo de calefacción que lo mantendrá caliente durante las frías noches marcianas.

Sus aspas giran a alrededor de 3.000 revoluciones por minuto del motor (rpm), casi 10 veces el ritmo ocupado por helicópteros en la Tierra.

Para la NASA, esta es una "hazaña tecnológica con altos riesgos e importantes beneficios". "La capacidad de ver claramente lo que hay detrás de la próxima colina es crucial para los futuros exploradores", dijo Thomas Zurbuchen, un responsable de la NASA. "Con la nueva dimensión de una vista aérea gracias al 'marscopter', solo podemos imaginar lo que las misiones podrán llevar a cabo en el futuro", concluyó.

  • Buena Jesus