Pierde oreja y le 'cosechan' una en su brazo

El portal cibernético del Ejército estadounidese informó que Shamika Burrage, miembro del Ejército estadounidense, sufrió un accidente dos años atrás en el que salió expulsada del auto que conducía junto con su prima embarazada de ocho meses.

Pero un nuevo y singular procedimiento logró devolverle su oído, reutilizando su propio tejido corporal, como recoge el medio estadounidense NBC News Los Angeles.

Doctores y cirujanos plásticos en el Centro Médico William Beaumont del Ejército de los Estados Unidos en El Paso, Texas, reimplantaron un oído que reconstruyeron del cartílago de las costillas de una paciente y que, luego, colocaron bajo la piel de la mujer para que se desarrollara.

"La meta es que, para cuando terminemos con esto, se vea bien, pueda sentir contacto, y que eventualmente la gente no note la diferencia", indicó el jefe de cirugía plástica, el teniente coronel Owen Johnson III en un comunicado sobre el evento.

Cuando se había hecho suficiente espacio, la oreja recién moldeada se colocaba quirúrgicamente debajo de la piel del antebrazo.

"[La oreja] tendrá nuevas arterias, venas e incluso nuevos nervios, así que ella podrá sentirla", dijo Johnson en la página web de la Armada de Estados Unidos.

Burrage, de 21 años, todavía tiene que soportar dos cirugías más, pero se siente más optimista sobre su futuro.

"Ha sido un proceso largo para todo, pero estoy de vuelta", dijo Burrage.

Cuando escuchó la protesta de los médicos: dejar crecer una oreja en su brazo y luego trasplantarla a su cabeza, la dejó perpleja.

Y Johnson dijo que tenía sentido intentarlo, ya que Burrage es muy joven y no debería tener que lidiar con una oreja artificial por el resto de su vida.

Después de enterarse del complejo procedimiento, Burrage dijo que inicialmente dudaba en si quería someterse a la operación y a todo el proceso. "No quería hacer la reconstrucción, pero pensé un poco y llegué a la conclusión de que podría ser algo bueno", dijo la mujer tras la cirugía.

  • Montenegro Chinchilla