Pyongyang amenaza con cancelar la reunión entre Kim y Trump

Conversaciones de alto nivel que estaban previstas entre enviados de Pionyang y Seúl este miércoles también fueron suspendidas a causa de esos ejercicios, informó Yonhap.

La agencia norcoreana KCNA denominó los ejercicios militares conjuntos entre Estados Unidos y Corea del Sur como una "provocación" y dijo que Pionyang no tenía otra alternativa que suspender las conversaciones.

El comunicado del régimen Kim califica el ejercicio militar como una "violación flagrante a la Declaración de Panmunjom y una provocación militar intencional que va en contra de los avances políticos positivos en la península de Corea".

Los ejercicios Max Thunder, de dos semanas de duración, comenzaron el viernes pasado con la participaciòn de unos 100 aviones de combate, incluidos ocho cazas de sigilo F-22 y un número no especificado de bombarderos B-52 y jets F-15K.

La portavoz del Departamento de Estado Heather Nauert defendió los ejercicios militares conjuntos entre Estados Unidos y Corea del Sur el martes y dijo que EE.UU.no había oído hablar de ninguna interrupción en los ejercicios planificados ni en la próxima cumbre entre los gobernantes.

"Que se comporte e interactúe con el resto del mundo como lo hace Corea del Sur", dijo Bolton en una entrevista en la cadena CNN.

También puso en tela de juicio si la cumbre prevista para junio entre el presidente del Comité de Asuntos de Estado norcoreano, Kim Jong-un, y el presidente estadounidense, Donald Trump, pueda seguir adelante según lo planeado. Además fue el primero del lado sur de la frontera, ya que los anteriores se habían llevado a cabo en la capital norcoreana.

La advertencia de Norcorea de este martes es un inesperado regreso al pasado por parte de Pyongyang, luego de una serie de gestos de acercamiento a Estados Unidos.

Nauert aseguró que Estados Unidos no ha recibido ninguna notificación "formal ni informal" de Corea del Norte en ese sentido, y que por tanto "continúa planificando la reunión" entre Trump y Kim, prevista para el próximo 12 de junio en Singapur.

Pyongyang acaba de anunciar que desmantelará a finales de mayo su única instalación conocida de ensayos nucleares pero no precisó públicamente qué concesiones pide a cambio.

  • Leon Brazil