Reviran los mandatarios de Irán y Corea del Norte a Donald Trump

El presidente de Irán Hasán Ruhani advirtió a Trump el domingo que abandonar el acuerdo nuclear sería un "error histórico". "Él fue el que creó el PROBLEMA".

Por estas horas, además, el ministro británico de Asuntos Exteriores, Boris Johnson, viaja a Estados Unidos como parte de un esfuerzo diplomático destinado a discutir con Trump las condiciones del acuerdo. Pero el magnate denunció el acuerdo y dio hasta el 12 de mayo a los países europeos para endurecer el texto.

Estados Unidos, a través de su presidente, Donald Trump, aclarará finalmente esta semana si se sale del acuerdo firmado en 2015, avalado como uno de los grandes triunfos de la administración previa de Barack Obama, por el que Irán se reincorporaba a los mercados internacionales a cambio de despejar las dudas sobre las intenciones de su programa nuclear.

Trump amenazó en enero pasado con abandonar el acuerdo nuclear, si no se imponen más restricciones a Teherán, y debe anunciar una decisión al respecto este 12 de mayo.

El canciller británico afirmó que se ha ganado ya mucho desde que se firmó el pacto, cuyos compromisos han sido cumplidos por Irán, de acuerdo con la inspecciones rigurosas llevadas a cabo por la Agencia Internacional de Energía Atómica. Si no lo hacen, su país saldrá del acuerdo.

Junto con su homólogo francés, Emmanuel Macron, abrió la puerta a negociar un nuevo pacto multilateral con Irán para limitar el sistema de misiles balísticos de Teherán y su influencia en la región.

Aunque Trump había certificado el cumplimiento iraní en dos ocasiones desde que llegó a la Casa Blanca, como parte de las revisiones periódicas cada 90 días establecidas en el acuerdo.

El apoyo de Irán al presidente sirio Bashar al Asad, mediante el grupo armado libanés Hezbolá en la guerra civil siria y su respaldo a los rebeldes hutíes, también chiitas, en Yemen han sumado tensiones a la relación entre Teherán y los países occidentales.

Tanto Trump como el primer ministro de Israel, Benjamín Netanyahu, han reiterado su deseo de modificar el Acuerdo o en el caso contrario anularlo, debido a la amenaza que consideran puede ser la implementación del programa nuclear a largo plazo por Irán, acérrimo enemigo desde su establecimiento en 1979 tanto de la nación americana como del Estado judío. "Estamos de vuelta en una era de competencia entre las principales potencias, mientras el ambiente de seguridad se hace más desafiante y complejo", dijo el oficial. "Es por eso que contamos hoy con la Segunda Flota para enfrentar estos desafíos, especialmente en el Atlántico Norte", agregó.

  • Monte Muniz