Tener sexo cinco veces al día no era suficiente

La mujer británica, Rebecca Barker, es una mamá de tres chicos y contó que comenzó con su comportamiento compulsivo después de tener a su tercer hijo, en 2014.

La adicción al sexo es una adicción de la que nunca se habla.

Era literalmente lo primero en lo que pensaba al levantarme. "Yo sentía que el cuerpo entero me lo pedía", explicó la mujer a la BBC. "Me volví ermitaña -recuerda la mujer-, me quedaba en casa porque me daba vergüenza que sólo pudiera pensar en eso. Incluso aunque nadie pudiera leerme la mente, me sentía muy incómoda al estar rodeada de gente", confesó a la BBC. Al principio al marido le sorprendió la situación.

Además, este padecimiento se puede presentar en cualquier persona, sin importar género o estrato social; incluso, lo padecen artistas, deportistas y comediantes como Jeff Leach, quien a sus 27 años, reconoce que ha tenido relaciones sexuales con más de 300 mujeres. Para el marido, reveló la propia Rebecca, ella quería tener sexo todo el tiempo porque se sentía culpable de haberlo engañado.

El problema se hizo insostenible cuando Rebecca Barker le planteó a su pareja que para darle un aire a la relación ella se iría a vivir con su mamá. "Mi compañero me dejó ir y la relación se rompió muy poco tiempo después", aclaró.

Después de separarse en el 2014, Rebecca pudo salir adelante gracias a la ayuda profesional: "Adopté muchos cambios en mi estilo de vida para tratar de superar la depresión y la adicción al sexo, y para mí eso funcionó".

Muchos psicólogos y psiquiatras advirtieron en forma repetida diversas claves que pueden encajar perfectamente en el testimonio de esta mujer británica quien, como se dijo, en sus momentos de mayor necesidad llegó a sentir que tener sexo cinco veces al día no le era suficiente.

Todavía se trata como una adicción más, pero los casos van en aumento.

En alza: En Inglaterra, en los últimos diez años, se cuadriplicaron los casos de adictos al sexo. Todas ellas tienen complejos procedimientos y erradicarlas de la vida cotidiana de las personas puede ser un sacrificio. En ese momento dice que le proponía constantemente a su pareja tener relaciones sexuales. De acuerdo a la Clínica de Sexualidad de Estados Unidos se considera una patología si el sexo domina los pensamientos de una persona y si afecta otras áreas de su vida. Entre las principales causas de la ninfomanía están los cambios hormonales, abuso sexual, trastorno bipolar y uso de drogas como anfetaminas y opiáceos.

  • Montenegro Chinchilla